Saltar al contenido

¿Qué tan seguro es viajar en avión?

Primeramente, y refiriéndonos a los datos, tenemos la posibilidad de asegurar que nos encontramos frente al medio de transporte mucho más seguro de todo el mundo: la aviación registra un incidente grave en 2,4 millones de vuelos. ¿Sabes cuántas opciones mucho más hay de tener un incidente automovilístico?

El día de hoy deseamos estar seguro que, pese a los recientes trágicos accidentes aéreos, este medio de transporte todavía es el mucho más seguro para tus viajes. ¡Observemos por qué razón!

Como sabes realmente bien por alguien que conoces, bastante gente tienen temor de volar pues sencillamente no tienen idea de qué manera marcha un avión y qué estado tiene. Pero desde Wish&Fly tenemos la posibilidad de decirte que estos gadgets pasan por controles de cuidado muy rigurosos, regulados por la UE, y que hay métodos estudiados para toda clase de ocasiones de peligro, como por poner un ejemplo: B. la falla de entre los motores o la despresurización de la cabina.

Los accidentes de avión son muy publicitados

Entre las primordiales causas por las que la gente suponen que no es seguro viajar en avión es por el hecho de que vieron novedades sobre un avión en algún medio. Incidente en un vuelo Pero no habría de ser importante, la verdad es que hay escasos accidentes de vuelo en comparación con los accidentes que implican a otros automóviles como vehículos, buses o trenes. Y sucede que es considerablemente más seguro viajar en avión que en otro medio de transporte.

No obstante, los accidentes aéreos tienen considerablemente más cobertura mediática que los accidentes en otros métodos de transporte. O sea en especial cierto tratándose de ocasiones especialmente peligrosas. Esto quiere decir que los accidentes aéreos tienen la posibilidad de atraer la atención de los medios y hacer la impresión de que los aeroplanos no son seguros.

Redundancia de sistemas en aeroplanos comerciales

Vista del sistema de aire acondicionado en la cabina de un Boeing 787.

La redundancia del sistema es una esencial contribución de la industria de la aviación a la seguridad de los vuelos. Por servirnos de un ejemplo, una aeronave comercial de usuarios que trabaja sendas continentales tiene la posibilidad de tener hasta tres sistemas hidráulicos, tres sistemas de presión, múltiples sistemas para la navegación inercial o GPS (o una combinación de los dos), múltiples fuentes y maneras de dar de comer sus motores, múltiples generadores de energía (hasta a tres o 4) y, generalmente, una esencial redundancia en sus sistemas, siendo los mucho más esenciales y también esenciales los que mucho más los usan. Es tal y como si el cuerpo humano tuviese múltiples cerebros, múltiples corazones, mucho más de 2 pulmones, etcétera. Cualquier sistema que falle y sea escencial para la operación es avalado o redundante. Tratándose de aeronaves usadas para contemplar sendas de largo paseo, como transoceánicas, o que cubren enormes áreas en desierto, nieve o lote despoblado, la redundancia es aún mayor.

Inspección inicial

La tripulación de cabina efectúa una inspección del equipo de urgencia y el comandante y el copiloto asimismo valoran que la aeronave está en estupendas condiciones y no muestra daños. Cualquier incidencia, por pequeña que sea, ha de ser comunicada y el vuelo no puede empezar hasta el momento en que se resuelva.

Con carácter general, el copiloto es quien se encarga de revisar el exterior de la aeronave (alas, luces…), el acertado cierre de las puertas y el estado de los frenos. Asimismo se verifica que no hayan entrado pájaros en los motores, que las hélices se muevan adecuadamente.

APRENDIENDO DE LOS ERRORES

Los accidentes durante la historia han tolerado mejorar los sistemas de seguridad de las aeronaves, por servirnos de un ejemplo, tras el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines desde los cielos de Ucrania en 2014, se creó un portal de internet con datos crea áreas de peligro a las que todas y cada una de las compañías aéreas y pilotos tienen la posibilidad de entrar para planear sus sendas.

Asimismo se mejoraron los radares, secuencias y operaciones. Además de esto, los pilotos estaban mejor capacitados para eludir fallos humanos.