Saltar al contenido

¿Qué deudas prescriben a los 5 años?

Las deudas con la seguridad popular caducan a los 4 años. La deuda de préstamo bancario no hipotecario vence a los 5 años. La deuda de la tarjeta de crédito vence tras 5 años. No obstante, para todos y cada uno de los cargos que brotaron entre 2000 y 2005, el período detallado es de 15 años.

Desde el 7 de octubre de 2015, el período para llevar a cabo servir las deudas es de 5 años

1. El juicio hipotecario vence en veinte años.

No es sencillo redactar una deuda.

En la práctica, tienes que saber que para ser franco, es bien difícil redactar una deuda.

Si bien teóricamente esta deuda dejaría de ser legalmente exigible una vez vencido el período de prescripción legal, hay que tener en consideración que el período de prescripción se pausa y regresa a correr toda vez que el acreedor paga la deuda dentro o fuera de solicitudes judiciales.

¿Cuál es el período de prescripción de una deuda con una compañía financiera?

El período de prescripción de las deudas con sociedades financieras es de 5 años, según lo preparado en el producto 1964.2 del Código Civil, que establece que las acciones personales que no tengan un período preciso (como en un caso así) prescriben 5 años desde el instante en que puede demandarse el cumplimiento de la obligación.

Por consiguiente, la financiera tiene 5 años desde la fecha de vencimiento para cobrar la deuda.

¿De qué manera se pausa la prescripción de una deuda?

Para parar la prescripción, lo más frecuente es que el acreedor comience métodos judiciales, extrajudiciales o judiciales. Se les solicita que paguen la deuda. Desde ese instante, va a quedar paralizado el período de prescripción de las deudas. Por consiguiente, es común que estas deudas no sean al final saldadas sin que se emprendan acciones legales.

De ahí que es tan esencial comprender la diferencia entre la prescripción y el vencimiento de una deuda.

Deudas de Hacienda y Seguridad Popular

Todas y cada una de las deudas de Hacienda y Seguridad Popular vencen a los 4 años.

Pero Hacienda o la Seguridad Popular tampoco van a dejar de cobrarte la deuda, con lo que en algún momento vas a recibir una notificación pidiéndote que pagues la cantidad adeudada, lo que, como ahora se dijo, daría sitio a una interrupción del período de prescripción.