Saltar al contenido

¿Qué piso me puedo permitir con mi sueldo?

Esta es buena fórmula: tu salario x 0,40 = pago de la hipoteca. En otras expresiones, si gana $2,000, podría abonar una hipoteca de $800 por mes si no posee otros préstamos.

Cotejar hipoteca de tasa fija vs hipoteca de tasa variable

Equiparar una hipoteca de tasa fija y una hipoteca de tasa variable es difícil, con lo que, como se ha dicho antes, absolutamente nadie sabe cuánto tiempo el EURIBOR va a ser negativo puesto que este es el presente. el estado de marzo es 2021. Lo que tenemos la posibilidad de llevar a cabo es ver datos históricos y cotejar una hipoteca de tasa fija con una variable, donde tenemos la posibilidad de imaginar que el EURIBOR empieza a acrecentar mañana al mismo ritmo que estuvo cayendo hasta este día. Por el hecho de que como la tendencia, la economía es cíclica.

Para efectuar esta simulación, empleamos datos de ING hasta marzo de 2021. Si vamos al ubicación de ING, observamos que nos ofrecieron una hipoteca a tasa fija con un TIN de 2.60% a 25 años sin backlink oferta valor agregada (ni hogar nómina ni seguro). En cambio, para la hipoteca variable nos presentan una diferencia de Euribor + 1,79% sin deber.

La regla 50/30/20

La regla 50/30/20 no es mucho más que una fórmula para conceder tu presupuesto, construída por la política y académica estadounidense Elizabeth Warren y acuñada en su libro «All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan»

Según el creador, el 50 % de los capital ha de ser para costos fijos, el 30 % para gastar en decisión personal y ocio y el 20 % para poder su propósito financiero. se usan objetivos, o sea, ahorros y también inversiones.

Pequeño margen territorial para entrar a una hipoteca del cien%

Si no pagamos el 20% sobrante, podríamos entrar a una vivienda que cuesta unos 110.000 euros según el período de la hipoteca o aun valer mucho más . Con estos costes y siguiendo exactamente el mismo informe de estadísticas notariales, solo pudimos entrar a una casa de 80 m2 en Murcia, Castilla y León, Castilla-La Mácula y Extremadura.

Del mismo modo proseguiríamos pagando la escritura y el coste de la venta, pero sin realizar un esfuerzo tan enorme por ahorrar al no tener que abonar una parte del precio de la vivienda.